ana-laguna

Estamos encantados de acogeros en la que esperamos sea la casa de todos en aquello que nos une: la gastronomía, el buen comer.

La Academia trabaja desde 2003 en favor de nuestro extraordinario patrimonio gastronómico, defendiéndolo dentro y fuera de Navarra, apoyando a nuestros profesionales, nuestros productos. Animando al hortelano a no abandonar los cultivos autóctonos, al cocinero, joven o veterano, para que impulse su imaginación y técnica para la mejor proyección de nuestra cultura culinaria de ayer, de hoy, del futuro. Valorando los establecimientos hosteleros de los que tan orgullosos estamos y reconociendo nuestra pujante industria agroalimentaria, puntera en el mundo.

Pero todo ello nunca será suficiente si no contamos con vosotros, los que disfrutáis cada día del buen comer en todas sus formas: en la barra de un bar, en las mesas más sofisticadas, en las ventas y fondas, con el menú del día o con el menú degustación…

La Academia Navarra de Gastronomía quiere brindaros este espacio para compartir la actualidad, escuchar vuestras propuestas, sugerencias y consultas, explicar nuestro trabajo desinteresado y animaros a participar activamente.

Entre todos seguiremos impulsando uno de los mayores valores de Navarra: su gastronomía en el sentido más amplio y profundamente humano.

¡Gracias por acompañarnos en este delicioso viaje!

 

Ana Laguna

Presidente de la Academia Navarra de Gastronomía

Objetivos y fines

La Academia Navarra de Gastronomía es una asociación sin ánimo de lucro, cuyos fines son la investigación, la práctica de actividades gastronómicas y la divulgación de las excelencias, tradiciones y características más relevantes de la gastronomía navarra.

A través de este sitio web pretendemos precisamente eso, establecer un punto de encuentro para intercambiar información sobre cualquier aspecto relacionado con este ámbito tan apegado a nuestra identidad.

Entre nuestras principales actividades:

  • Organizar actos públicos y culturales en torno a la denominada “cultura de la mesa” que sirvan para difundir nuestro ADN culinario.
  • Promover investigaciones de contenido gastronómico.
  • Impulsar premios que sirvan para reconocer el esfuerzo de aquellos protagonistas de nuestra cocina.